Blogia
UNA CAJA CON COSAS DENTRO

La cara oculta de la luna

Cada vez que veo El hombre sin pasado (Aki Kaurismäki, 2002) me acuerdo de Frankenstein (James Whale, 1931). Cada vez que veo Frankenstein, me acuerdo de El espíritu de la colmena (Víctor Erice, 1973).
Nunca he estado en Finlandia. Nunca he cenado dentro de un contenedor. Nunca he tenido una de esas máquinas de discos llamadas "jukebox". Pero quiero que en algún momento de mi vida alguien me cuente que estuvo en la luna, que hacía un poco de frío, que no vio a nadie y que volvió a la tierra para cenar conmigo dentro de un contenedor ilumidado por velas.
Es uno de los diálogos más raros de la historia del cine:

-¿Cocina a menudo?
-No mucho.
-Los frijoles estaban buenos.
-Ayer fui a la luna.
-¿Cómo estaba?
-Tranquila.
-¿Vio a alguién?
-No, era domingo.
-¿Por eso regreso?
-Sí, y por otras cosas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Anónimo -

mis amigas siempre dicen que estoy en la luna y mi madre y mi padre...¿eso vale? yo siempre vuelvo aunque sea lunes y haya mucha gente y si es para cenar vuelvo en cuete de alta velocidad, aunque de joven llevara chapas anti-tav.Hay que volver de donde sea para cenar dentro de un contenedor con velas.uhm ahumados finlandeses...me gustan las cosas ahumadas con humo de arbol!qué gran pilicula! Once upon a town there is a tavern...these are those days my friend...viva los vaqueros de stalingrado!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres